Tranquilizantes para gatos

¿Qué son los tranquilizantes para gatos? Los gatos, como los seres humanos, también pueden pasar por periodos de estrés puntuales. No es raro o poco frecuente. Son muchas las situaciones que pueden generar estos estados de nerviosismo o estrés en el gato. Sobre todo son originados por sonidos muy estridentes pero...
Ver más...
Tranquilizantes para gatos

¿Qué son los tranquilizantes para gatos?

Los gatos, como los seres humanos, también pueden pasar por periodos de estrés puntuales. No es raro o poco frecuente. Son muchas las situaciones que pueden generar estos estados de nerviosismo o estrés en el gato. Sobre todo son originados por sonidos muy estridentes pero los cambios y otras situaciones también pueden dar lugar a periodos de nerviosismos muy desagradables.

Una fiesta de pueblo con mucho ruido, fuegos artificiales, petardos,  la introducción de nuevas mascotas en el hogar, un viaje inesperado o esperado… Son muchas las situaciones que pueden originar un estado de tensión en el gato y como no cuentan con herramientas muy sofisticadas para regresar a su estado de calma habitual, los tranquilizantes para gatos son la mejor solución.

Los tranquilizantes para gatos o sedantes para gatos son unas herramientas muy prácticas que ayudan al gato a recuperar su estado de serenidad y bienestar habitual cuando por diversas circunstancias éste se ha visto alterado. Hay muchos tipos de tranquilizantes para gatos pero los más habituales y recomendados son los calmantes naturales para gatos que son aquellos que son totalmente naturales, seguros e igualmente eficaces.

Los tranquilizantes para gatos basados en productos naturales suelen estar elaborados con unas feromonas que se extienden en el aire y ayudan al gato a sentirse bien casi de manera instantánea. Estos tranquilizantes para gatos son ideales también porque pueden usarse en cualquier lado, no perjudican la salud del gato y no afectan a las personas que conviven con él.

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de usar correctamente los tranquilizantes para gatos es si estamos ofreciendo la solución adecuada al problema concreto que tiene nuestra mascota. Es decir, lo recomendable es que acudamos a nuestro veterinario de confianza cuando notemos que nuestro gato se encuentra en un periodo de estrés muy acentuado.

Si se trata de situaciones temporales y predecibles como un viaje o el ruido de los fuegos artificiales, podemos usar tranquilizantes para gatos naturales que no requieren más que seguir las instrucciones de uso por parte del fabricante y  de sentido común y responsabilidad. Pero si, por el contrario, notamos que nuestro gato se encuentra en un estado de nerviosismo que no podemos justificar con nada evidente y este estado, además, se prolonga en el tiempo, es momento de acudir a nuestro veterinario habitual para consultar qué es lo que puede estar sucediendo y cómo podemos ayudar a nuestra mascota a superar este mal momento.

En el manual de buenas prácticas para utilizar correctamente los tranquilizantes para gatos está reflejada la iniciativa de consultar siempre cualquier duda con profesionales y actuar siempre dependiendo de sus indicaciones. Otros buenos consejos que se pueden tener en cuenta son: conservar correctamente el producto, no dejarlo al alcance de mascotas o de niños, no usarlo nunca fuera de su plazo de validez y comprarlo siempre desde establecimientos especializados y a empresas reconocidas que nos aseguren calidad y buen hacer. Siguiendo estos pasos podremos estar seguros de usar los tranquilizantes para gatos de la manera más provechosa posible.

Tranquilizantes para gatos - Calmantes

Tranquilizantes para gatos - Sedantes

10 Productos.